ROV / NOTICIAS

Baño y masaje en el Requexón

Esta mañana la primera plantilla del Real Oviedo ha tenido sesión de baño y masaje en las instalaciones del Requexón. Ismael y Darío se eje...

Volver

02/09/2005 00:00

Esta mañana la primera plantilla del Real Oviedo ha tenido sesión de baño y masaje en las instalaciones del Requexón. Ismael y Darío se ejercitaron bajo la supervisión del preparador físico, Dani Alonso, mientras que Adrián realizaba ejercicios con Manuel Barreto, ya casi recuperado de sus molestias (ver fotos en el enlace inferior).

Tras la sesión, se realizó la presentación oficial, en el Estadio Carlos Tartiere, de Ismael, el último jugador incorporado a la plantilla. Acudió a la Sala de Prensa acompañado de los consejeros José Ángel García y Jorge Sánchez, que lo presentaron a los medios de comunicación. Nacido en 1977, Ismael se formó en la cantera del racing, donde jugó varios años en Primera División (ver más detalles en la sección La Plantilla).
Ismael llega al Oviedo cedido tras haber mantenido una negociación difícil con su equipo de procedencia, el Terrassa. Cedió mucho dinero para poder venir al Oviedo porque “yo lo que quiero es jugar al fútbol”. De hecho, “forcé el venir incluso pasando por cosas que no quería pasar”.

Una vez incorporado a su nuevo Club, cree que “las dos partes salimos con mucha ilusión”, tanto el Club como el jugador, que es “feliz jugando al fútbol. En esta vida todo no es el dinero. Dejo de ganar dinero, pero me considero un privilegiado por volver a jugar al fútbol”.

La afición del Oviedo sorprende al jugador cántabro y fue uno de los factores para venir: “entrenar aquí unos días fue importante. Por la afición, por los compañeros, por el comportamiento del Club” se decidió a forzar la situación para incorporarse al Real Oviedo. “El Terrassa, en Segunda B, ayer tenía 1.300 socios”, comentaba Ismael admirado ante la respuesta de la afición azul.

Se encuentra totalmente recuperado de su lesión, “la rodilla está estable, sólo falta que los entrenadores consideren que puedo jugar”. Aunque también reconoce que “me faltan algunos detalles, tengo que cuidarme para disputar un partido oficial”.