ROV / NOTICIAS

Hace 85 años jugaba por última vez la Segunda Delantera Eléctrica

Con sus goles, el ataque formado por Casuco, Gallart, Lángara, Herrerita y Emilín marcó una época dorada en el fútbol español

Volver

12/01/2021 10:27

Tal día como hoy, un 12 de enero, en el año 1936, jugaban por última vez juntos Casuco, Gallart, Lángara, Herrerita y Emilín, los cinco componentes de la Segunda Delantera Eléctrica del Real Oviedo.
A la conclusión de la temporada el Real Oviedo, con esos poderosos delanteros, sería el equipo máximo goleador en Primera División y finalizaría en el tercer puesto de la clasificación de Primera.
Lángara, el máximo exponente de aquella gran delantera, fue el máximo goleador de Primera División durante tres temporadas seguidas; 1933-34, 1934-35 y 1935-36.
Aquel 12 de enero de 1936, los cinco delanteros de la Eléctrica formaron juntos por última vez en un partido oficial. Fue en el Stadium de Buenavista, ante sus aficionados. El rival era el Club Atlético Osasuna. El entrenador oviedista, José María Peña, alineó el siguiente once: Oscar, Riera, Pena, Sirio, Soladrero, Castro, Casuco, Gallart, Lángara, Herrerita y Emilín.
Ese día, el equipo ovetense hizo que subiera una vez más al marcador el Jorobu, como denominaba la afición carbayona al número 5. El Real Oviedo se impuso por 5-2. Lángara marcó dos goles. Emilín, Gallart y Herrerita, un tanto cada uno.
Diversas circunstancias, principalmente las lesiones, fueron la causa de que no pudiesen volver a coincidir todos ellos sobre el terreno de juego en lo que restaba de temporada. Después, el estallido de la guerra civil
española echó por tierra cualquier posibilidad de que la Segunda Delantera Eléctrica volviese a reunirse y continuase marcando goles. El nombre de Delantera Eléctrica había sido acuñado por el periodista ovetense Monchu. Posteriormente, pasó a ser denominada Segunda Delantera Eléctrica para diferenciarla de la Primera y de la Tercera, ambas con gran capacidad goleadora, aunque no tanta como la conseguida por la Segunda.