Stefan: "En Langreo hicimos un partido muy serio y conseguimos los tres puntos con justicia"

Tras el guardameta Iván, la segunda novedad en el once que Carrasco presentó en el sintético de Ganzábal fue Stefan. El ariete suizo, que llegó en el mes d...

Tras el guardameta Iván, la segunda novedad en el once que Carrasco presentó en el sintético de Ganzábal fue Stefan. El ariete suizo, que llegó en el mes de junio procedente de las categorías inferiores del FC Barcelona, fue un fijo en las convocatorias de Carrasco hasta hace apenas un mes, momento en que cayó lesionado de pubalgia. Tras la recuperación que se prolongó durante cerca de un mes, el joven delantero tuvo la oportunidad de disputar los minutos de descuento del partido ante el Lealtad Isastur; y en Langreo, ya regresó a la titularidad para formar línea atacante con Diego Cervero.

Stefan, al igual que sus compañeros, tuvo un papel más destacado en la segunda parte debido a la reordenación táctica que realizó Carrasco durante el tiempo de descanso. El delantero reconoció que “a pesar de la lesión de pubalgia que me mantuvo algo más de un mes en el dique seco, me encontré bastante bien en el partido, quizás un poco mejor en la segunda mitad. Me sentí muy cómodo y espero que cada vez me vaya encontrando mejor”.

Respecto al cambio en el juego del equipo de una parte a otra, el suizo comentó que “la verdad es que tras el descanso tuvimos un cambio. Estuvimos más agresivos y mejoramos bastante respecto a la primera. Nos encontramos más metidos y más preparados para salir al ataque, todo ello sin olvidar la seguridad defensiva. Además, supimos aprovechar los espacios que nos dejaban en su línea más retrasada”.

En cuanto al poco bagaje de jugadas en banda que se realizaron en la primera mitad, Stefan manifestó que “quizá ese haya sido nuestro punto débil de los primeros 45 minutos. Tras la descanso, mejoramos mucho y les creamos más problemas, tanto en ataque como en defensa”.

Los dos equipos afrontaron con mucha intensidad el choque, como se pudo comprobar en la tángana que se produjo en los instantes finales y que se saldó con las expulsiones de Carly e Iván. El suizo declaró que “en esa jugada, lo que observé fue que tres jugadores del Langreo comenzaron a pisar y a dar patadas a Curro. Nosotros fuimos a defender a nuestro compañero y ahí fue donde se montó la tángana que se saldó con las dos tarjetas rojas. No obstante, el árbitro lo permitió desde un principio porque a lo largo del partido ya hubo jugadas en las que estando el balón parado, nos daban patadas”.

Finalmente, Stefan quiere olvidar pronto esos incidentes del final del partido y valora especialmente los tres puntos conseguidos en el sintético de Ganzábal porque “siempre es importante ganar fuera de casa, y más si el rival es el tercer clasificado. Se hablaba de que lejos del Tartiere no marchaban las cosas del todo bien, y hemos sumado los tres puntos con justicia y haciendo un partido muy serio”.