ROV / NOTICIAS

El estreno de gala entre los grandes

El Real Oviedo fue en 1933 el primer equipo asturiano que debutó en la máxima categoría del fútbol español

Volver

05/11/2019 09:39

Tal día como hoy, un 5 de noviembre, en el año 1933, el Real Oviedo debutaba a lo grande en Primera División, goleando por 7-3 al Barcelona en el Stadium de Buenavista.
El debut del conjunto carbayón en Primera constituyó todo un hito en Asturias, y no solo en el aspecto futbolístico sino también en el social, puesto que era la primera vez que un equipo de la región competía en la máxima categoría de la Liga.
La victoria por cuatro goles de diferencia y marcando siete tantos supone aún hoy en día el mejor debut en Primera de un equipo ascendido de Segunda en los 90 años de la Liga.
El Real Oviedo, entrenado por Emilio Sampere, presentó el siguiente once: Oscar; Calichi, Sion, Mugarra, Sirio, Chus, Casuco, Gallart, Lángara, Herrerita, Emilín. El Barcelona alineó a Nogués, Zabalo, Rafa; Santos, Salas, Arnau, Ventolrá, Goiburu, Morera, Ramón y Miranda.
A los 14 minutos el Barcelona ganaba por 0-2, gracias a sendos tantos de Ventolrá. En el minuto 17, Gallart se convertiría en el autor del primer gol del Real Oviedo en Primera; establecía el 1-2. Al descanso se llegaba con el resultado de 3-3, tras un gol del delantero avilesino del Barcelona, Ramón Miranda, que suponía el 1-3, y dos tantos de Herrerita que igualaban el marcador a falta de dos minutos para el fin de la primera parte.
En la segunda parte, el conjunto carbayón apabulló a su rival. Tres goles consecutivos de Lángara en 17 minutos ponían el partido claramente a favor del equipo azul, y Mugarra ponía la guinda en el marcador al hacer el 7-3 definitivo en los últimos momentos del encuentro, con el consiguiente delirio de la afición oviedista, que llenaba el estadio de Buenavista.
Dejaba así patente el Real Oviedo desde el primer día en Primera su potencia goleadora. El representante asturiano en la máxima división del fútbol español fue el segundo equipo más goleador de la categoría esa temporada, tan solo superado en ese apartado por el campeón, el Athletic de Bilbao. Y el delantero centro del Real Oviedo, Isidro Lángara, se proclamaría al término de la temporada máximo goleador de la categoría, con un total de 27 goles.
El Real Oviedo finalizó en sexta posición en la tabla clasificatoria en su primera temporada en la máxima categoría del balompié nacional.