ES
CANTERA

'Dieguito', el sueño se hizo realidad

El joven centrocampista debutó con el primer equipo en Castalia tras toda una vida en la cantera del Real Oviedo

Dicen quienes lo conocen que Diego Menéndez Secades (Oviedo, 2005), más conocido como 'Dieguito', abandonó ayer Castalia con sentimientos encontrados. Por un lado, su equipo de toda la vida, el Real Oviedo, no había logrado ganar al CD Castellón en la segunda ronda de la Copa del Rey. Sin embargo, en lo personal, era uno de los días más felices de toda su vida. El sueño que tantos niños aspiran a alcanzar, aquel de debutar con el primer equipo, se había convertido en una realidad y eso nadie se lo podía quitar.

"Una emoción enorme. Nos mirábamos y casi se nos saltaban las lágrimas en casa. Es el día más feliz deportivamente de su vida porque el Real Oviedo es el club de sus amores", explica Nacho Menéndez, padre de 'Dieguito'. Loreto, su madre, Ciara, su hermana, y Tensi, el perro de la familia en honor a la mítica leyenda del club azul, tampoco quitaban la mirada de la televisión al ver cómo ese niño, de ahora 18 años, cumplía un sueño que ya tenía en la cabeza desde muy pequeño.

Tras dar sus primeros pasos como futbolista en el San Juan de La Carisa, Diego Menéndez llegó al Real Oviedo en el año 2011. Recién aterrizado en la cantera azul, más concretamente en el Prebenjamín B, el joven centrocampista destacó junto a la generación del 2005 en fútbol sala donde serían Campeones de Asturias y Campeones de España. "Tenía una mentalidad y una madurez que no se correspondía con su edad al ser tan pequeño. Entendía muy bien el juego y daba tranquilidad al equipo. Era un niño que le gustaba el fútbol de verdad, siempre estaba con un balón en los pies. Es un ejemplo de esfuerzo, superación y oviedismo. Para mi es un orgullo poder haberlo entrenado", apunta Pablo Valín, ex entrenador de Diego.

Con el paso de los años, el ovetense fue creciendo y ganando importancia en los diferentes equipos en los que militó aunque su esencia y sus valores seguían siendo los mismos. "En nuestra época, en cadetes, mostraba esas virtudes que hoy en día ve la gente. Calidad técnica individual  pero acompañada siempre con trabajo y esfuerzo. Siempre le ha gustado mucho entrenar y trabajar fuerte. Es un chico muy cercano y sigue siendo la misma persona", comenta Carlos Menéndez, actual entrenador del Juvenil B y ex entrenador de 'Dieguito'. 

Ahora, y después de ir quemando etapas en las categorías inferiores, es uno de los fijos de Jaime Álvarez en el Real Oviedo Vetusta. "Para mi es una alegría que haya debutado con el primer equipo. El principal objetivo de un filial es que puedan debutar con el primer equipo y llegar al fútbol profesional. Es un chico muy humilde que trabaja muy bien y que desde el primer día tuvo una predisposición enorme. Le gusta mucho aprender y cada día es una maravilla verlo. No negocia el esfuerzo y está dando un nivel muy alto. Lo más importante es que entiende el juego muy bien", señala el técnico Jaime Álvarez. 

El 5 de diciembre de 2023 siempre estará en la cabeza de 'Dieguito' y está claro que el joven futbolista, todavía en edad juvenil, no lo olvidará nunca. "Ahora hay que seguir trabajando y también estudiando, que es algo en lo que siempre le hemos insistido", comenta su padre, que solo piensa en poder abrazarlo junto a su familia tras su vuelta a Oviedo.