ES

VUELVE EL ESPLENDOR (1958 - 1965)

Image

El ascenso logrado en la temporada 1957/58, certificado con una victoria a domicilio por 0-2 ante el Rayo Vallecano, iba a suponer el inicio de una edad de plata para el conjunto oviedista. Sin alcanzar el nivel de los años treinta y cuarenta, los azules se iban a mantener siete campañas consecutivas en 1.ª División, entrelazando aquellas en las que la permanencia se lograría con muchas dificultades (dos promociones para evitar el descenso fueron solventadas con éxito) con otras en las que se alcanzaría con holgura, no faltando alguna clasificación brillante, destacando sobremanera el tercer puesto de la temporada 1962/63, algo que la entidad lograba por tercera vez en su historia.

En todo caso, aquel conjunto volvió a tener la solidez suficiente para ser considerado un clásico de la máxima categoría, agrupando una serie de futbolistas de reconocido prestigio en el fútbol español como eran Toni, Marigil, Paquito, Iguarán, Girón, José María o un argentino que dejaría huella como Sánchez Lage, hasta el punto de representar al fútbol español en la Liga Internacional de Clubes que entonces se disputaba en EEUU, en lo que podría considerarse como el bautismo internacional de un equipo que, en aquellos años en los que las competiciones europeas y mundiales de clubes daban sus primeros pasos, se quedó sin participar en la incipiente Copa de Ferias a la que habría tenido derecho por su clasificación liguera, al no celebrarse en Oviedo una feria internacional de muestras, motivo del nacimiento de la competición que sería el germen de la Copa de la UEFA.

La guinda que para aquel conjunto solvente había significado el tercer puesto no podría ser disfrutada, pues vendría seguida de un desmantelamiento del equipo producto de la venta de los jugadores más relevantes, que tendría como consecuencia lógica la pérdida de categoría solamente dos años después.

Las siempre presentes estrecheces económicas llevarían a desprenderse de los jugadores fundamentales —no siempre a precios adecuados—, debilitándose mucho un equipo que luego, ya en 2.ª División, iniciaría un largo periodo de mediocridad que tendría durante muchos años como referencia más próxima de los buenos tiempos, esos primeros años sesenta.