ROV / NOTICIAS

Michu comparece tras el cierre del mercado

El secretario técnico ofreció una rueda de prensa una vez terminado el plazo de fichajes

Volver

04/09/2019 16:19

El secretario técnico del Real Oviedo, Miguel Pérez Cuesta "Michu" compareció este mediodía ante los medios de comunicación, tal y como había anunciado a comienzos del verano, para ofrecer una rueda de prensa de valoración al cierre del mercado de fichajes.

Michu comenzó valorando el estado de la plantilla, explicando que "la temporada pasada se cerró con 19 jugadores, este año con 22. Tenemos tres recursos más que el año pasado". Sobre las inscripciones y el tope salarial, el secretario técnico señalaba que "el tope es parecido al del año pasado y eso es gracias al máximo accionista que nos ayuda a tener más recursos económicos para confeccionar la plantilla. El Real Oviedo creo que andará en torno al décimo u undécimo presupuesto. Es de agradecer que Arturo nos ayude, y con esa ayuda estamos en esa posición. Sobre las inscripciones LaLiga no dió el visto bueno a un documento que sí sirvió en las pasadas temporadas, y por eso tuvimos un problema en la primera jornada. Los jugadores con contrato del año pasado estaban ya inscritos por norma, LaLiga no te deja por ejemplo sacar a Joselu para meter a otro porque estaba lesionado, y aunque otras temporadas se solventó de manera positiva, en esta no. Entiendo que hay una restricción económica mayor por lo que les ha pasado a otros equipos. El tope salarial se ha consumido, en torno a 6.9 millones de euros".

Además, aprovechó Miguel Pérez Cuesta una situación que mucha gente puede desconocer con respecto al mercado y la posibilidad de fichajes de ciertos jugadores con una ficha alta. "Tu quieres firmar a un jugador que negocias con el por 200.000 euros, pero su ficha de la pasada temporada era de dos millones, aunque tú le pagues al jugador la cantidad que has acordado en el tope te computa el 50% de su anterior contrato". Por ese motivo, precisamente, en el caso de Dani Torres confirmaba Michu que "me parece un muy buen futbolista, pero lo dicho, jugadores de Primera División con contratos altos es muy difícil que puedan estar con nosotros. No podemos pagar un traspaso de dos millones como el Rayo Vallecano, o otros casos. Es difícil competir económicamente, aunque el equipo en el campo lo va a hacer, ante cualquiera, aunque sea en desigualdad de condiciones. No hubo ofertas concretas por ninguno de nuestros futbolistas. El club está en un convenio de acreedores que si se produce una venta, que afectaría directamente al límite salarial, no recibe esa cantidad, sino una mucho menor". 

La base del equipo es la de la pasada temporada, pero Michu comentaba además que "yo creo que es un error prescindir en forma de rescisión de un jugador que no haya dado el rendimiento esperado la pasada temporada. Nuestro objetivo es sacar el máximo rendimiento a los que tenemos. No se ha ido ningún jugador que haya sido titular indiscutible el año pasado. El único jugador que no ha podido seguir, siendo habitual, es Javi Hernández que se ha quedado en el Real Madrid. No siguieron Carlos Martínez ni Juan Forlín, Ramón Folch se marchó a coste cero. Javi Muñoz terminó cesión, Alanís tampoco sigue, y la única rescisión que costó fue la de Toché". 

Aunque no quería valorar los partidos ya disputados, Michu insitía en que "nuestro único objetivo es ganar en Miranda y si miramos más allá nos estamos equivocando. Un punto es poco, no me vale lo de merecer, porque la realidad es el que tenemos y tenemos que intentar solventar. Mirar únicamente el próximo partido". 

El Real Oviedo, añadía, "siempre va a estar abierto a refuerzos y a mejorar su plantilla, pero conozco operaciones de otros clubes por las que me habéis preguntado que están en un millón de euros. Los jugadores que tenemos son los que tenemos. Nuestro patrimonio es tener gente de casa, que juegen 35 partidos, y generar traspasos, que te van directamente al límite salarial y con el que podrás competir con equipos que descendieron, los que descendieron en temporadas anteriores, y los que han tenido ventas y traspasos. Nuestro objetivo es la próxima jornada. En el momento que miremos a clasificación, si vamos a Ponferrada o tenemos dos partidos en casa, nos estamos equivocando. Con los 22 jugadores que tenemos, más los del filial en edad sub-23, creo que el Real Oviedo puede competir contra cualquiera".

Finalmente, y preguntado por el ambiente de cierta desilusión en la afición oviedista, el propio secretario técnico aseguraba que "el club, yo, confíamos a muerte en los jugadores que tienen. Son los nuestros, los que van a representar al Real Oviedo y van a llevar nuestra camiseta. Yo les veo trabajar y estoy muy tranquilo. A mi mismo me desilusiona que el entorno esté así. Yo entiendo que llevamos un punto de nueve, no se si alguien esperaba que viniesen Messi o Cristiano el último día... estos son los futbolistas que tenemos. Yo asumo toda la responsabilidad, si pudiera pedir algo es que a los jugadores les dejasen tranquilos. Les veo entrenar, les veo ir a trabajar el día que se descansa, con siete jugadores entrenando... Es motivo de orgullo. Me gustaría que se les dejase jugar. El fútbol es de los futbolistas, los demás estamos porque hay que tener un secretario técnico, un director general... me duele que me lleguen comentarios de Alfonso, que le veo entrenar como un campeón. Confío a muerte en los dos porteros. Si la afición la tiene que tomar con alguien, que la tome conmigo", decía.

Por último, y preguntado de nuevo por el objetivo de la temporada, Michu insitía en "entrenar mañana, viernes y sábado lo mejor que se pueda y ganar para ponernos con cuatro puntos. La exigencia de este club siempre será estar en Primera, y si lo hacemos, salvarnos a falta de ocho. Siempre mejorar. Cuando salgan los datos veremos el presupuesto que tenemos con respecto a los demás. La exigencia en este club sabemos que siempre será máxima", sentenciaba.