ROV / NOTICIAS

Anquela: "Cordura y tranquilidad"

El técnico recuerda que "no se acaba el mundo" y espera "estar a la altura de los nuestros, que no fallan jamás"

Volver

22/03/2019 13:59

El entrenador del Real Oviedo Juan Antonio Anquela, comparecía esta mañana en rueda de prensa para valorar el trabajo de la semana de su equipo, antes del partido del domingo en El Molinón. 

Con respecto a los tocados, Anquela señalaba que "hemos estado cuidando a varios durante la semana" y lamentaba la baja de Omar porque "tenemos mucha confianza en el, tiene que estar tranquilo porque en el fútbol hay que ir despacio".

Sobre la semana y el ambiente, Anquela era tajante. "Lo he vivido todo igual, con la normalidad y cordura que requiere. Nosotros trabajamos todas las semanas, les explicamos y les decimos lo que queremos. Sabemos con quién nos jugamos los cuartos, con un buen equipo de la categoría. El Sporting era bueno y lo sigue siendo ahora".

En cuanto al once el técnico oviedista confiesa "alguna duda" y califica de "muy importante" ailsarse y centrarse solo en el partido. "No vamos a estar solos, jugamos por y para un sentimiento y tenemos que tratar de estar a la altura de ello". 

De su rival en el banquillo, dice el entrenador del Real Oviedo "hizo una temporada de tres pares de narices el año pasado, y este está al frente del primer equipo" pero Anquela tiene claro que "siempre he admirado al rival, pero creo que podemos competir ante cualquier equipo, siempre desde el respeto, y el Sporting no es una excepción. Han ganado tres partidos seguidos, eso no es fácil y nosotros debemos ser nosotros mismos. Si somos el equipo que venimos siendo, competiremos. El último partido fuera de casa no fue para sentirnos orgullosos". 

El entrenador del Real Oviedo espera "un partido precioso, y debemos poner la calma y la cordura necesarias. Esto debe ser una gran fiesta del fútbol, que disfrutemos y que va a ser muy bonita", sentenciaba. 

Finalmente, advertía Anquela, "el año pasado a este partido le puse un título: el partido del fin del mundo. Y el mundo no se acaba en este partido. Cuando termine seguirá habiendo competición, el trabajo no acaba para bien o para mal cuando se termina. Competir y estar a la altura de los azules que van a estar allí, que no fallan jamás. Con el respeto, la cordura y la tranquilidad necesarias. Entrega y actitud que esta afición y ciudad se merecen".